El próximo festival tiene lugar del
24. al 26. de Julio 2015.



Festival Intercultural de Música de Mujeres en Hunsrück – ¿qué es?

hacer clic sobre la radio para descargar la entrevista radial con spacefemfm de junio 2011 con Bahara del grupo de la organizadoras (solo en alemán)

El primer Festival de Música de Mujeres en Hunsrück en el año 1994 tuvo tanta aceptación, que en 1995 surgió un nuevo grupo de mujeres que tomando las experiencias
y estructuras del primer festival asumió la tarea de montar el próximo festival. Ese grupo organiza el festival desde entonces, con pequeños o grandes cambios en el equipo.
El Festival Intercultural de Música de Mujeres es una fiesta. Es la fiesta exclusiva de y para las mujeres. Todas las que han participado alguna vez conocen la razón:
una atmósfera de libertad y apertura especial, muy difícil de resumir en palabras.
Las artistas (músicas) encuentran aquí un espacio libre del que normalmente no disponen en otros lugares. Para nosotras, las organizadoras es muy importante que las mujeres sobre el escenario cuenten - también por medio de textos propios si es necesario - sobre sus anhelos, sobre su visión del mundo, su historia y la de su cultura, sobre su pobreza o riqueza. Con esto deseamos contribuir a que las mujeres de diferentes culturas e identidades se encuentren y se acerquen. Se trata también de apoyar a las nuevas generaciones de músicas, paralelamente con las "grandes" sobre el escenario.
Y por supuesto ¡el festival no vive solamente de música!


Muchas amigas del festival se preocupan para que sea lo más diversificado posible. Para llegar a las mujeres de los países limítrofes, el programa se traduce en muchos idiomas y se dispone para ello de intérpretes durante el festival.
También es especialmente importante mantener los referentes regionales, ya que el festival se realiza aquí en la región, en Hunsrück. Y por último, teniendo en cuenta la era informática en la que vivimos, estas tareas se han simplificado mucho. Ha nacido la primera página web. Para todas las mujeres que se sientan interesadas, tienen que tener también la posibilidad de incursionar sobre el terreno para así orientarse y ubicarse.
Innumerables colaboradoras/ayudantes cubren con baldosas plásticas los senderos de circulación dentro del predio para que se pueda circular cómodamente durante el festival. Hay puntos de encuentro y tableros con informaciones para responder a las inquietudes o dudas que tengan durante el festival, las intérpretes traducen todo lo que necesiten saber o informarse.

El trabajo de la infraestructura es cada vez más grande e intenso, con cada vez más detalles para hacer la estadía de todas más agradable y fácil. Aparecen las primeras visitantes en silla de ruedas, la primera mujer que llega de Eslovenia, la primera visitante no oyente, que se alegra de poder entender todo lo que pasa y seguir el texto de la banda de música por medio de la traductora de lenguaje de señas.
Estos éxitos hacen que nosotras, las organizadoras olvidemos que a veces estamos sobrecargadas, que a veces ocurren fallas embarazosas y que a veces la gente desde fuera del festival trata de obstaculizar nuestros planes. Estos éxitos nos dan mucho valor. Docenas, que ya han llegado a ser casi un centenar de colaboradoras voluntarias y amigas que incansablemente apoyan el festival moral, activa y financieramente se alegran del éxito y lo disfrutan.


Por lo tanto se trata que crear un marco, en el que todas las mujeres se sientan a gusto. Queremos fomentar un ambiente alegre, comunicativo y distendido. Ya la elección del espacio de encuentro ayuda a eso: la ribera silvestre de un arroyo rodeado de bosques. Un mercado de productos artesanales con múltiples ofertas sorprendentes que van desde el CD de música, los objetos de cuero hechos a mano hasta libros o cerámica, que invitan a recorrer los puestos del mercado una y otra vez.
Nosotras, las organizadoras sabemos también que el amor entra por el estómago. Así que la oferta allí también es muy amplia: diversas variaciones de ricos menús vegetarianos a precios accesibles, o entremeses, tapas o aperitivos para satisfacer el apetito repentino. O si en cambio prefieren prepararse cada una sus comidas, existe también la posibilidad de comprar productos biológicos en un puesto de venta del mercado que a la vez inspira la creación de platos propios. En las cercanías también hay una pizzería para las que buscan comer otro tipo de comida, o están deseosas de comer carne. En el tablón de informaciones que está en la tienda "Caja" hay una descripción de cómo llegar al local.
Muchos años nos ha perseguido la duda de si el festival se podía seguir manteniendo financieramente. Y si no hubiéramos tenido al apoyo de mujeres donantes ya nos habríamos quedado varadas y sin posibilidades de continuar estos encuentros. Muchas veces estuvimos también a punto de perder el coraje. Así que para poder estructurar mejor todo el festival, creamos una Asociación que se llama "Interkulturelles Frauenmusik-festival im Hunsrück e.V." que nos permite contar con el apoyo de sus miembras asociadas, quienes no necesariamente están involucradas en la organización del festival.
El objetivo que abrazamos primordialmente en este festival es apoyar un encuentro entre culturas, entre religiones y cosmovisiones, entre clases sociales, entre campo y ciudad, entre mujeres con distintas capacidades, vivencias y experiencias. Lo perfilamos ya en los muchos pequeños acercamientos que han acontencido y que transforman o modifican cada vida en particular y que en definitiva también a nosotras nos transforma.

Ya nos alegra e ilusiona el próximo festival.

arriba